jueves, 15 de octubre de 2009

AGENTE 081

"¿Quien de ustedes va a poner una denuncia?" pregunto el policia en el vestibulo de la comisaria. Entonces me levante yo. No sabia si habia mas personas esperando para lo mismo que yo, pero no podia permitirme perder tiempo ni que se me adelantase nadie.
Me señalo la puerta por la que debia entrar al ser llamada y asi lo hice cuando me lo indicaron.

El era un agente moreno, de un metro setenta y cinco mas o menos. Realmente no se si era asi, aunque si lo comparo con el ultimo hombre del que me enamore, me es mas facil quitarle unos diez centrimetros. Me resulta mas acertado comparar alturas y restar o sumar segun el caso.
Tenia el pelo muy fino y ya era muy clara su calva y sus entradas. Apesar de lo cual su aspecto era muy cuidado.

Para cuando me pidio el D.N.I.yo ya lo tenia sobre la mesa.Detalle que le sorprendio por la agilidad que le daba a la diligencia, supongo yo.
¿Donde ha ocurrido el suceso?...y mientras le relataba la calle me fije en sus dedos. Eran perfectos. Largos y bien formados, sin manchas, las uñas cortadas alineadas con el extremo de las yemas. Era evidente que no se las mordia y eso me gustaba. Me daba la sensacion de ser un hombre equilibrado.
Para una talla como la suya me sorprendia la largura de sus dedos.Si ya lo habia pensado varias veces y no se porque me sentia atraida por ellos y por el movimiento de sus articulaciones al ir tocando las teclas del ordenador.Pense en que estaba tocando una espalda, unos brazos y debia ser agradable porque no eran huesudos. Sus yemas tenian mameloncillo que acolchaba el impacto de cada tecla negra que acariciaba.

Al escribir la calle y la hora a la que sucedio me fije otra vez un su pelo. Parecia tan fino como el de los niños pequeños;ese que tienen antes de cortarselo la primera vez y pense ¡vamos Alosia, ya estamos con reminiscencias maternales!. ¡Arrancale a este dia tan duro un guiño sensual, que no te va a venir mal; eso que te llevas!. ..y me deje llevar...

Pero no podia olvidarme de todo lo duro de los dias pasados, el porque de estar alli,lo que me quedaba por pasar, asi que intente de nuevo volver al agente.Intente distraerme con el diseño del traje;tanto tiempo viendolo por la calle y ni me habia fijado en los cambios. Pense en que seria ignifugo y el estilo polo me parecio mas comodo para ellos y ellas. Trate de esforzarme, pero no logre recordar del todo como era el de antes, asi que lo deje. Tampoco me importaba tanto, despues de todo no es lo importante.
Una vez mas me vi dibujando sus hombros por encima del niki negro, calculando como seria su espalda desnuda y en un momento me vi rodeando suavemente sus biceps por la parte fosforito...¡Alosia !¿que estas haciendo, no ves la situacion en la que estas?. Te estas portando como una chiquilla, tu no acostumbras a hacer esto...Pero ¿que iba a hacer con tantos silencios mientras el redactaba los datos que yo le narraba?.
Si volvia a repasar todo lo hecho y lo que tenia que hacer nada mas salir de alli corriendo, me palpitaban mas las sienes de lo que podia aguantar. Asi que de nuevo me deje llevar por la distracciones que se me habian presentado.

No nos intercambiamos muchas miradas porque por lo que pude observar el no era muy instruido en mecanografia y necesitaba mirar el teclado para escribir.Pense que le vendria bien hacer un curso para acelerar su agilidad.Lo mismo estaba saturado con el cuidado compartido de un hijo pequeño o asistia a otras clases mas importantes para su trabajo...

Mire sus gafas y mentalmente quise quitarselas para poder ver mejor sus ojos.
No acertaba a ver el color, sin embargo me sorprendio esta vez, la membrana que recubre externamente el ojo. Era, efectivamente mas oscura que el medio en si, que parecia grisaceo, lo cual resaltaba mas aun lo original del color queria adivinar.
Queria comprobarlo, pero no tenia muchas oportunidades de mirarle, el estaba inmerso en el escrito y cuando lo hacia me sentia distraida por los datos que tenia que aportar y por los pensamientos y pequeñas emociones que reprimia por estar donde estaba.

Comenzaba a relajarse y cuando me mando firmar por segunda vez el escrito , porque la primera se habia equivocado, pude ver sus ojos de luna y su mirada afable. Me senti mirada como si estuviese grabando facciones.

Llegaba el final del tramite. Yo ya estaba mas relajada, apesar de todo el tiempo que habia tenido que destinar a este imprevisto. Asi que me dedique a dar un ultimo repaso desde la cabeza hasta la altura del ombligo.

Pense que habia tenido suerte de encontrar una persona eficaz y centrada, asi que aterrice y firme de nuevo donde me lo pidio.

Estuve atenta a ver su firma : Agente 081

1 comentario:

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Alosia, agente 081 ¿no?.
Lo que dan se sí unos trámites, estamos despiertas al cien por cien, y que no decaiga. Sensualidad, deseo, verlo desnudo, cosa que hacen los hombres ante una mujer y tan panchos, pues nosotras lo mismo.
Te entiendo a cada palabra, me han gustado estos trámites, aunque la vida sigue la imaginación continua.

Como regalito te envio la imagen de Quinto que descubrí en un muchacho actor de sus años, entre 17 y 19. Dime si te cuela, estoy por colgar su rostro, porque uno ya lo ha hecho...Gus, así por las bravas.

Bsitos muchos, natalí